9 tiendas de discos que no deberías perderte en Europa

Hard Wax, Berlín

Berlín tiene una larga trayectoria en cuanto a tiendas de disco se refiere. La capital bávara revive en cada rincón de su maravillosa ciudad el espíritu techno que fue uno de los motores que propulsaron la caída del muro, la apertura de su ‘lado este’ al mundo occidental. El barrio de Kreuzberg, por ejemplo, es un lugar magnífico para pasear e ir topándose con tiendas de discos, donde encontrar joyas de segunda mano por apenas 2 y 3 euros.

Pero si de verdad quieres encontrar todas las ‘extrañeces’ e hitos de la música electrónica, la tienda que buscas es Hard Wax. El templo musical en Europa de cualquier Dj.

Red Light Records, Amsterdam

Otro buque insignia de la música electrónica en una de las ciudades más avanzadas en cuanto a ese tipo de música se refiere. Su catálogo esta basado en electrónica europea con grandes artistas de la escena. Su peculiaridad, es su ubicación. Como otra de las mil ‘cabinas rojas’ del barrio rojo, tras una puerta con un luminoso, allí está Red Light Records.

La cabina colindante es la Red Light Radio, allí paseando entre las prostitutas, puedes encontrarte con los artistas más relevantes de la escena electrónica haciendo alguna de sus sesiones.

Rush Hour Store, Amsterdam

Si estás en Amsterdam tampoco puedes perderte la tienda del sello holandés Rush Hour. Más grande que la anterior, cuenta con un amplio abanico de música house, de corte más bailable y percusiva. En su interior podemos encontrar a algunos de los djs del sello Rush Hour (que ha ganado por Dj Mag como uno de los mejores 10 labels del año este 2016). Es tranquila, luminosa y, entre otros de los miles vinilos, es un lugar perfecto para encontrar cosas complicadas, como casi la gran mayoría de las referencias del sello Dekmantel.

Su ubicación, entre el barrio rojo y el idílico canal Single, la hacen perfecta para desconectar durante unas horas de la ciudad escuchando música de sus estanterías.

Rough Trade, Londrés

La meca del rock indie, como no, en Londres. Desde su apertura en 1978 ha sido una de las pioneras a la hora de encontrar las bandas más underground del panorama independiente. Tienen dos tiendas en Londres, West, en Talbot Street, el aspecto de esta tienda no es agradable, quizá incluso algo grimoso. Pero en su interior vas a encontrar auténticas joyas. East, en cambio es todo un referente a nivel mundial, tanto para amantes de la música, como para curiosos, que van a disfrutar de sus conciertos semanales. Cuenta con otras dos tiendas en Nottingham y en Nueva York. Además de su propio sello discográfico.

Desde hace ya unos años, los sonidos electrónicos han invadido esa etiqueta ‘independiente’, por lo que es otro de los lugares perfectos donde puedes encontrar algún LP único.

Superfly Records, París

En la Rue de Notre Damm se ubica esta pequeña tienda de discos, moderna y animada cada día. A lo largo de su historia se ha convertido un referente en todo Francia. Soul, Bossa, música étnica, sobretodo brasileña y africana y jazz son sus especialidades. Lo mejor, es la unión de todas estas mezclas con electrónica. Ya que a pesar de no ser una tienda especializada, puedes encontrar en sus vitrinas las ritmos más groovies de percusiones del Congo, por ejemplo.

La tienda cuenta con su propio sello discográfico y con una radio, que se emite en directo a todo el mundo en el propio local.

Tool Box Records, París

En París también encontramos esta tienda de discos, que así, a primera vista, parece un antro cochambroso. Y sí, sin duda, lo es. Pero su encanto va mucho más allá. Las cajas de cartón inundan toda la sala como si de una tienda de recogida de ropa se tratara, pero en su interior auténticas joyas de la electrónica más underground y clasista a un módico precio. Se ha convertido en todo un referente a la hora de ir a buscar pequeñas referencias escondidas de sellos que la gran mayoría de gente desconoce. Canciones que pasaron desapercibidas en una época, y que ahora pueden re-descubrirse sólo para ti.

Råkk & Rålls, Oslo 

Råkk & Rålls se ha hecho famosa por lo que tiene en sus estantes, sí, pero también por que el hecho de entrar en esta tienda de Oslo te hace viajar a una dimensión paralela de música sin precedentes. Es tan enorme que podrías tirarte dos días mirando álbumes sin parar, llevándotelos a sus tocadiscos, y vuela a empezar. A pesar de ello, no hay ni un hueco donde no haya algo musical, todo está apelotonado, pero quizá este sea el mayor de sus encantos.

No es especializada en música electrónica. Eso sí, tiene una buena sección de beats. Además, ellos mismos son los propietarios de All Good Clean Records.

Discos Paradiso, Barcelona 

Discos Paradiso es todo un referente de la electrónica en España. En cuanto a música electrónica, no hay nada igual. Una tienda donde, a pesar de su reducido espacio, puedes encontrar las mejores y más extrañas novedades de los beats underground actuales, y lo mejor, con buen gusto. Tiene una amplia selección de vinilo de segunda mano y cubetas especializadas en género adyacentes (rock experimental, disco music, free jazz, hip hop, afro-beat, música cubana y propuestas experimentales). Normalmente puedes encontrar alguno de los djs barceloneses, o los propios Discos Paradiso Dj’s haciendo algún set en su interior.

Perfecta para desconectar unas horas mientras das un largo paseo por el idílico barcelonés barrio del Raval.

Flur Discos, Lisboa

En el barrio de Santa Apolonia, y muy cercano a la discoteca Lux Fragile, que tiene como propietario al mismísimo John Malkovich, se encuentra esta tienda de discos, ni enorme, ni modesta, con un gusto exquisito por la música de baile. Se nota en sus estantes un tiro directo hacia el Techno Detroit, hacia el House Chicago, pero también puedes encontrar un sinfín de novedades de corte más underground y experimental, extrañeces que difícilmente vas a encontrar en otras tiendas, al menos en Portugal. Así como una larga lista de artistas electrónicos portugueses, donde la escena esta creciendo a pasos agigantados.

Pero ojo, que también han dejado un hueco para obras imprescindibles de todos los tiempos en los que podemos encontrar artistas como Janis Joplin, Beatles o Bob Dylan.

Deja un comentario